Proyecto que invita la crítica sobre la desnaturalización que existe hacia nuestros cuerpos.

El cuerpo... aquel que algunas veces tratamos como un templo sagrado y otras tantas con el más grande desprecio. Hermoso, simple, complejo, acariciado, deseado, ultrajado, cansado, lastimado, constante... nos trae y nos lleva de este mundo, acompañándonos a jugar un rato a vivir.

1.

Que mi cuerpo, conductor de emociones, proveedor de placer, cable al dolor y prueba de mi humanidad, sepa liberarse del molde que intenta prohibir su autenticidad, negándolo, deshaciendolo a un concepto generalizado de lo que debería ser y lo que no. 

2. ( @celerosso)

Mi cuerpo está lleno de marcas, heridas, cicatrices que me dejó la vida, que me demuestran que el pasado fue real. Es por eso que decidí transformar esas heridas en arte. Así, cada vez que miro mi cuerpo no veo una cicatriz o una herida, no veo mi pasado. Veo una obra de arte. Veo un futuro lleno de fuerza y vida.

3. (@pochilandia)

Mi cuerpo es una experiencia. Sus marcas, pliegues y estrías son un cúmulo de historias, momentos, sensaciones y lugares que lo atraviesan y lo construyen. Mi cuerpo viaja y se funde entre otras tierras, climas y culturas que lo renuevan y lo transforman, pero sobre todo es una experiencia de unión con otrxs cuerpos. Todxs los otros cuerpos que lo afectaron, que lo tocaron, que lo sintieron, cada unx es parte de mi. La union con otrxs cuerpos es una experiencia que lo reconstruye. 
Mi cuerpo es suave y aspero, es blandito y duro, es lento y ágil, se ama y se odia, se enoja y se perdona. Mi cuerpo puede todo lo que se propone, incluso lo que se suponía que no podía lograr. Mi cuerpo tiene dientes afilados, quiere destruir todo lo que alguna vez lo oprimió y no lo dejó disfrutarse. Mi cuerpo tiene memoria. Es desobediencia y rabia. Es una bomba gordxterrorista que espera estallar.

 

4. Mi cuerpo, mi templo.
Mi cuerpo desnudo se siente imperfecto. Lo veo, tiene marcas, tiene historia.
Nunca me lleve mal con él y aún así pienso en cuanto tiempo lo oculte, ¿por qué no mostrar parte de mí? aquello que día a día me fortalece. 
Mi cuerpo es mío, y lo amo tal cual es... Con su laberinto de líneas que recorren mi vientre, o mis senos caídos.
Aceptarse tal cual es, es la clave del amor.
Amor hacia uno, para uno.
Entonces entendí, que la imperfección es la belleza de este caos.

 

5. Me gusta volver al “origen”, al porque de mi cuerpo. El es la mezcla exacta entre mis padres y ellos son la de los suyos y así desde el principio de los hombres. Nuestro cuerpo es todo lo que lleva detrás. Podría decirse entonces que estamos hechos de vidas, de historias...

 6. (@camilaoroza)

Mi cuerpo siempre me hizo sentir fuera de lugar. Sus mutaciones me parecían incomprensibles, feas, fallidas. Era el constante obstáculo entre las cosas que quería ser y hacer. Hoy, gracias al simple ser y sentirse libres de otras personas, ya no me siento asi.
Hoy veo a mi cuerpo como un templo de experiencias. Es el medio por el cual puedo amar, sufrir, descansar, explorar, correr, trepar, reir, llorar. Es mar, es camino. Es todo lo que quiero y necesito que sea si se lo permito ser. A su modo.
A mi modo.

 7. (@ceciliaspina)

Cuerpo
def.: conjunto de las partes que forman un ser vivo
Desde pequeños nos meten en la cabeza que sólo un cuerpo perfecto nos va a dar felicidad, y una crece odiando partes; los pies, las tetas, el pelo, los brazos, la celulitis que avanza. Porque no son perfectos, porque no entran en la ropa, porque no están lo suficientemente bronceadas, porque no son lo bastante blancas, porque se usa lacio y hagas lo que hagas tus rulos no se dejan domar, porque a pesar que tus ojos son hermosos, tus pestañas son muy cortas, porque las arrugas son una amenaza constante contra la que hay que luchar aunque recién tengas 20 años.
Y me llevó más de 30 años reconciliarme con este TODO, aceptarlo como es, porque me permite sentir, amar, disfrutar, reír, llorar, gozar, viajar....entender que solo importa mi mirada y no la de los demás y que la felicidad está en otra parte, esta dentro y no fuera de mi.

 

8. Querido Cuerpo; 
Hoy estoy aprendiendo a quererte, a confiar en vos, a felicitar los logros que estas consiguiendo.
Hoy decidí tomar la desición de reflejar lo que pienso, siento y hago. Hoy decidí hacerte un lugar junto a mi rutina, amigarme y respetarte tal cual sos.
Haces mucho por mí, hoy y siempre quiero hacerte valer, admirarte y celebrar la transformación que mereces.
Quiero disfrutar, pero al mismo tiempo dedicarte la importancia que necesitas. 

 Fotos por Palu Camilli.

instagram @palucamilli.

fashionValeria Martins