La verdad detrás de los cuentos de hadas en una editorial sobre sirenas realizada por nuestras editoras

En alta mar el agua es tan azul como los pétalos de la más linda centaura y tan clara como el más puro cristal, pero muy profunda, más profunda de lo que puede alcanzar ninguna cadena ancla. Deberían apilarse, una sobre otra, muchas torres de iglesia para llegar desde el fondo hasta la superficie del agua. Allí abajo viven los seres del mar. Porque no vayan a creer que allí sólo está el desnudo fondo blanco de la arena. No, allí crecen maravillosos árboles y plantas que tienen tallos y hojas tan flexibles que al menor movimiento del agua se estremecen, como si tuvieran vida. Toda clase de peces, pequeños y grandes, se deslizan entre las ramas, igual que se deslizan aquí arriba los pájaros por el aire. En el lugar más profundo está el castillo del rey del mar. Los muros son de coral y las largas ventanas ojivales, del más transparente ámbar; el techo es de conchas de moluscos que se abren y se cierran con la corriente del agua. Es maravilloso pues en cada concha hay una perla y una sola de ellas sería un adorno en la corona de cualquier reina.

Asi comienza la historia original de "La Sirenita", escrita por Hans Christian Andersen, que poco tiene que ver con la versión que nos es más familiar. Una joven sirena se enamora de un príncipe humano a los 15 años, a quién salva de morir ahogado y sin pensarlo dos veces, permite que la bruja del mar le corte la lengua a cambio de darle piernas para poder ir en conquista de su amado, creyendo las palabras crueles de la hechicera. "Pero, si me quitas la voz - se quejó la sirenita, ¿qué me queda?
Tu linda figura, dijo la bruja, tu andar ondulante, tu mirada expresiva, con ello bien puedes seducir el corazón de un hombre. Y bien, ¿has perdido el valor? ".
Si la joven sirena no logra casarse con el príncipe, sufrirá un destino digno de los seres sin alma y se convertirá en espuma de mar. Él la recibe, consciente del amor que ella siente, pero igual se enamora de otra, porque así es la vida. El día de la boda, sus hermanas sirenas quieren salvarla y le entregan un puñal mágico con el que puede zafarse de su destino simplemente asesinando a su amado. Pero ella, aunque lo contempla como opción, no puede matarlo. Arroja el puñal al mar y luego se sumerge ella misma, convirtiéndose en espuma y en poesía y más adelante en un ser del aire. 

"La sirenita le besó la mano y sintió como si su corazón le fuera a estallar. La mañana de su boda sería la de su muerte, su transformación en espuma de mar."

*

*

Fotografía y arte: Valeria Martins

Estilismo: Jimo Soriano con prendas y accesorios de Mila Kartei, House of Matching Colours, Lulú Martins y Ana Pettoello

+

Accesorios exclusivos para Revolt por Ana Pettoello

Make up: Milena Humenczuk

Ellas: Mar Casali, Giuliana Spagnuolo (JUMP), Lucila Micaela (JUMP)

fashionValeria Martins